Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Uno de cada dos menores está expuesto a la violencia en Sudán

Más de 10 millones de niños y niñas sudanesas han estado expuestas directamente a la violencia durante este primer año de guerra en el país, según refleja un informe de Save the Children y la asociación Armed Conflict Location and Event Data Project (ACLED). Este alarmante dato representa un aumento del 60% con respecto a los 6,6 millones de menores que estuvieron en esa situación al inicio del conflicto, evidenciando una escalada continua de la violencia en Sudán.

Las zonas más afectadas por la violencia han sido las localidades densamente pobladas, incluyendo pueblos y ciudades con más de 100.000 habitantes. Desde que comenzaron los combates en Jartum en abril de 2023, la infancia que pobla el país ha estado expuesta a batallas, bombardeos, ataques con artefactos explosivos improvisados, ataques con mortero y misiles, así como ataques directos contra civiles. Al menos 5 millones de estos menores han experimentado la violencia de manera repetida.

En este contexto, la respuesta humanitaria internacional está gravemente subfinanciada, con solo el 5% de los fondos necesarios disponibles hasta ahora. Esto ha dejado un déficit de más de 2.500 millones de dólares en el plan de respuesta humanitaria de las Naciones Unidas, lo que dificulta aún más la ayuda a las personas afectadas por el conflicto.

Por ello, Save the Children insta a los líderes mundiales que se reunirán en París la próxima semana para abordar la crisis en Sudán a “hacer todo lo que esté en su mano para mejorar el acceso humanitario, proteger a los niños y niñas y evitar la hambruna”, reclaman desde la organización. Los políticos “deben aumentar urgentemente la financiación, ya que la respuesta humanitaria internacional sigue careciendo del 95% de los fondos”, exige Arif Noor, director de Save the Children en Sudán.

Además, Noor destaca la situación desesperada en la que se encuentran estos menores, muchos de los cuales han sido testigos de horrores inimaginables y viven con el constante miedo a ser víctimas de la violencia. «Los niños y niñas de Sudán han visto matanzas, masacres, calles llenas de balas, cadáveres y casas bombardeadas. Ellos también viven con el miedo demasiado real de que ellos mismos pueden ser asesinados, heridos, reclutados para luchar o sometidos a violencia sexual”, expresa.

Al borde del colapso

A pesar de los llamamientos recientes del Consejo de Seguridad de la ONU para un alto el fuego, los combates continúan, dejando a millones de niños y niñas atrapados en el fuego cruzado. El sistema de salud del país está al borde del colapso, lo que aumenta el riesgo de muerte por enfermedades para miles de personas desplazadas. Además, la falta de acceso a la educación ha privado a todos los niños y niñas sudanesas de un año escolar completo.

Las cifras de desplazamiento también son alarmantes, con cuatro millones de niños y niñas forzados a abandonar sus hogares debido al conflicto, la cifra más alta del mundo según Naciones Unidas. Se estima que 3,8 millones menores de edad están desnutridos. De ellos, 230.000 podrían morir de hambre si no se toman medidas urgentes. En total, más de 15.200 personas, incluyendo menores de edad, han perdido la vida en este conflicto devastador, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Más Noticias:

Eventos

Taller para prevenir el acoso laboral

La Cámara de Comercio de Madrid organiza un taller para prevenir y frenar el acoso que puedan sufrir las personas en su entorno de trabajo. Se realizará de manera presencial el próximo 21 de mayo en el Palacio