Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Vivir el VIH de la forma más saludable

  • El programa Pares ha ayudado este año a mejorar las habilidades emocionales, de comunicación y de motivación

El VIH es una enfermedad crónica, de larga duración, que afecta a gran parte de la población, incluso hay paciente que llevan más de 30 años con ella. Las personas que están sometidas al tratamiento durante mucho tiempo pueden desarrollar fragilidad u otras patologías asociadas al envejecimiento. Afecta a la pérdida de peso, de masa muscular y conlleva un cansancio constante, independientemente de la edad de cada persona.

En 2006, CESIDA inició el programa Pares para ayudar a personas con diferentes patologías y el año pasado atendió a más de 2.300 personas. Cuenta con profesionales que han vivido de primera mano esta experiencia y ayudan a quienes acaban de recibir el diagnóstico. Según explica uno de los educadores con más experiencia de Pares, Víctor Bacairedo, «el programa ayuda a las personas recién diagnosticadas a aprender a navegar de la manera más saludable su nueva vida con el virus».

Un virus que afecta también a la salud mental

A lo largo de estos años, el programa ha formado a las personas pares en habilidades específicas como el counselling, chemsex, prevención del suicidio, gestión de conflictos y fragilidad. Este año, la formación se ha centrado en las adicciones sexuales y el VIH. Con la ayuda de un profesional experto, las personas pares han aprendido cómo cuidar al cuidador, a través de habilidades emocionales, de comunicación y de motivación. El objetivo era trasladar estos beneficios a todas las personas para lograr una mejora de la salud en la faceta bio-psico-social.

De la muestra analizada de las 542 personas atendidas por primera vez en Pares el año pasado, el 90% muestran indicadores de ansiedad y un 71% signos de depresión. «Los pares mostramos nuestra experiencia en el abordaje de los aspectos psicosociales de lo que supone vivir con VIH. Acompañamos en el proceso de aceptación y autocuidados, mostrando nuestro apoyo en cada momento delicado donde el VIH puede producir un problema; ya no solamente en aquellos aspectos que puedan afectar a la salud física de la persona, sino también en el aspecto sentimental, sexual, social, laboral, legal o incluso de la propia autoestima«, explica Víctor.

En la actualidad, el programa está operativo en 24 hospitales de 11 ciudades de España (Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Sevilla, Málaga, Vigo, Burgos, Salamanca, Murcia y Mallorca), a través de 10 entidades que pertenecen a CESIDA.

Más Noticias:

La Volunteca

El coste de la soledad no deseada en España

Esta semana queremos recomendar uno de los últimos documentos publicados por La Volunteca, la biblioteca virtual creada por la PVE y la Fundación Pere Tarrés. Se trata del estudio «El coste de la soledad no deseada en España». La elaboración