Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Avance en la protección de las mujeres con adicciones

El presidente de UNAD, Luciano Poyato se ha reunido con la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Carmen Martínez Perza, con el objetivo de avanzar en la protección de las mujeres con adicciones.

En la reunión, mantenida en la sede del Ministerio de Igualdad, ha participado el presidente de UNAD, Luciano Poyato Roca, y la secretaria, Encarnación Pámpanas Porras. Por parte de la delegación también ha acudido la subdirectora de Coordinación Interinstitucional contra la Violencia de Género, Iztiar Abad Andújar.

Durante la sesión, el presidente de UNAD ha expuesto la realidad con la que trabajan las entidades de atención a las adicciones y el alcance de las actuaciones realizadas para mejorar la preparación de los equipos profesionales ante el tratamiento de la violencia de género.  Así ha asegurado que “la violencia de género no es una etiqueta ni una categoría, es una realidad que está presente en instituciones y recursos de adicciones”.

Así, ha recordado que, según los estudios existentes, más del 60% de las mujeres drogodependientes han sufrido violencia sexual por parte de los hombres durante su período de consumo, así como abusos sexuales durante su infancia y adolescencia.

En esta línea, desde la entidad se ha resaltado la labor que realiza desde 2022 el Observatorio de Violencia de Género y Adicciones de UNAD, órgano que en este tiempo ha producido un protocolo de detección de factores implícitos que facilite la identificación de víctimas de violencia de género y un modelo innovador de atención para mejorar la detección, coordinación y atención a las mujeres con adicciones víctimas de violencia de género.

Mayor coordinación

Asimismo, el presidente de UNAD ha pedido una mayor coordinación entre la delegación del Gobierno contra la Violencia de Género y el Plan Nacional sobre Drogas para favorecer la puesta en marcha de medidas que protejan a las mujeres drogodependientes que han sufrido violencia. De igual manera, Poyato ha incidido específicamente en que este tipo de cuestiones deberían estar presentes en la nueva Estrategia Nacional sobre Adicciones para que el tratamiento de estas realidades se haga de una manera más planificada e integral.

Además, desde la entidad se ha puesto sobre la mesa la necesidad de formar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para prestar una “adecuada atención” a las mujeres víctimas de violencia de género que, además, tienen problemas de adicciones. En este sentido, comentaron que UNAD ya trabaja con los agentes de las Unidades de Atención a la Familia y a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional para precisamente acercar la realidad el fenómeno de los usos de drogas y las adicciones en interacción con la violencia de género,  algo que debería extenderse.

Por último, desde la entidad han manifestado la necesidad de incluir en la renovación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género a las mujeres con adicciones para que dejen de ser las “grandes olvidadas”.

Por su parte, la delegada del Gobierno se ha comprometido con la entidad a abordar el reto de las adicciones y la violencia de género en mujeres mejorando la coordinación y haciéndola más estable, pero también elaborando protocolos que permitan avanzar en la atención de estas personas a todos los niveles.

Más Noticias:

Breves

La Fundación Secretariado Gitano publica su Informe Anual 2023

El pasado año, la Fundación Secretariado Gitano (FSG) trabajó por mejorar la inclusión de la comunidad gitana tanto a nivel de empleo como en la vivienda, la igualdad y la lucha contra la discriminación. Tras la publicación de