Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El socorrismo traspasa fronteras

  • Para evitar más ahogamientos durante las temporadas de baño, Cruz Roja amplía en el tiempo y en el espacio sus programas de prevención, que ya llegan hasta Gambia.

Las más de 300 personas que murieron por ahogamiento en España durante los primeros ocho meses del año suponen un incremento del 6,3%. Cruz Roja, que atendió a más de 39.000 personas, mantendrá en Canarias sus talleres sobre seguridad acuática y prevención de riesgos, e inicia en Gambia un programa para revertir las dramáticas cifras de ahogamientos que se producen en el país africano.

Según datos de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo durante los ocho primeros meses del año se han registrado 302 muertes por ahogamiento en espacios acuáticos españoles, lo que supone un incremento del 6,3% respecto al mismo periodo del año anterior. El 55,62% de dichos ahogamientos se produjeron en playas.

Una temporada más, Cruz Roja tuvo un papel importante para que esos datos no fueran aún más dramáticos, gracias a un despliegue en el que participaron 552 personas entre socorristas de servicios acuáticos (387), socorristas en servicios sanitarios (102), patroneando embarcaciones (50), además del personal facultativo y de enfermería. La Organización Humanitaria señala que en los 229 lugares en los que ha prestado servicio, con 144 puestos de asistencia, han atendido a más de 39.000 personas.

En las playas con presencia de la Cruz Roja, las cifras de atención se han mantenido con respecto a 2022 (31.034 en 2023 frente a 39.166). Del total, 127 correspondieron a rescates y asistencias a embarcaciones, y 1.159 a personas rescatadas durante la práctica deportiva en el mar; 843 personas fueron trasladadas a hospitales y 557 se ocuparon de menores extraviados.

Otra de las importantes labores paralelas del personal de playa consiste en concienciar a los bañistas en la prevención, con indicaciones y recomendaciones a pie de arena (más de 350.000 durante esta temporada estival) para evitar golpes de calor, cortes de digestión o lesiones producidas por los animales marinos, pero también para sensibilizar a la población en el cuidado del medioambiente movilizando recursos para la recogida de plásticos y la limpieza de las playas.

Es decir, se afronta ese bloque mayoritario que suponen las asistencias sanitarias relacionadas con picaduras, esguinces, luxaciones y otras curas, sin olvidar el componente medioambiental de su actuación en las playas españolas. Según Miguel Ángel Sánchez, responsable del servicio de Playas de Cruz Roja, es la forma en que la Organización mantiene los sistemas de calidad y de medio ambiente con certificación ISO 9001/14001 para su proyecto de ‘Playas’, “lo que nos obliga a estar en situación de mejora constante”.

Cruz Roja sigue presente fuera de la campaña de verano (hasta el 15 de septiembre), en zonas como Canarias, que por clima, turismo o afluencia de público a las playas ,requiere de la presencia de servicios de salvamento operativos durante todo el año.

Prevenir riesgos en el agua y salvar vidas, también en Gambia

Con el objetivo de que la población pueda disfrutar de manera segura sus playas, este verano se han realizado talleres sobre seguridad acuática y prevención de riesgos en las playas de Las Canteras y La Laja, ambas de Las Palmas de Gran Canaria. Los talleres complementan las actividades que Ciudad de Mar y Cruz Roja realizan en centros de enseñanza de primaria, secundaria, bachillerato y centros de adultos de la capital durante el año. Y en ellos, a través de una parte teórica y otra práctica (en grupos de 15 personas), se enseña, por ejemplo, a prevenir un ahogamiento, identificar una corriente de retorno, moverse en el agua para que el oleaje sea un aliado, o reconocer la fauna peligrosa que puede existir en playas.

El éxito de la iniciativa va a hacer que se mantenga todo el año. Para Iván Vera, responsable de los talleres: “Nos da mucha seguridad a nosotros también como socorristas el saber que la población conoce y puede identificar los riesgos».

Siguiendo su vocación internacional, Cruz Roja ha tomado la iniciativa de intentar revertir la preocupante situación de un país como Gambia respecto a los ahogamientos, donde tienen una gran incidencia debido a la falta de formación en natación y a la ausencia de un dispositivo de socorrismo profesional.

La intervención se centraría en realizar formaciones sobre socorrismo acuático en el país; y al despliegue de un programa destinado a la generación de unas infraestructuras que permitan prevenir las muertes por ahogamiento. En este sentido, personal de Cruz Roja de varias provincias ha acudido a Gambia para impartir una formación de socorrismo.

Respecto a las infraestructuras, se han construido cuatro sillas de vigilancia en playas de la zona, y se ha enviado desde España material de rescate para que se realice un servicio de socorrismo profesional. Finalmente, y para demostrar al gobierno del país que este puede ser un servicio digno y con garantía de seguridad para su comunidad, Cruz Roja contratará durante los tres meses de temporada alta a un equipo de 16 socorristas para que cubran las playas del país.

Más Noticias:

Eventos

Cómo impulsar la sostenibilidad en las empresas

El próximo jueves 27 de junio tendrá lugar el encuentro «Impulsando la sostenibilidad empresarial: Casilla Empresa Solidaria y Tercer Sector», un evento cuyo objetivo es dar a conocer las actividades para el impulso de la sostenibilidad en las empresas