Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La isla de El Hierro se desborda ante la llegada de migrantes

Redacción

La llegada de cayucos a las costas canarias no cesa. Este mes de enero ya ha supuesto una cifra de quince veces más inmigrantes que el año pasado en el mismo mes: alrededor de 7.000 personas. La isla de El Hierro es una de las más afectadas por esta crisis migratoria, que desde el pasado viernes registra más de 2.000 personas llegadas, de las que más de 300 son menores no acompañados.

La capacidad de las Islas es limitada, por lo que las instituciones ya plantean el traslado de algunas personas inmigrantes a la península para su acogida. El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, en una entrevista para la Agencia Atlas ha manifestado: «En materia de los adultos se está haciendo un esfuerzo importante para hacer traslados de manera rápida, pero en materia de los menores no hay políticas; aquí todo el mundo mira para otro lado».

La ruta canaria con destino El Hierro

Aunque la ruta canaria se ha convertido en una de las más mortíferas, es la que registra mayor número de desplazamientos en comparación con cualquier otro territorio europeo. Concretamente en este último período, la isla de El Hierro es el destino deseado. ¿Y a qué se debe?

La posición de El Hierro es clave para entender la crisis: se sitúa más alejada del continente africano, pero también más al sur. Según han deducido y explicado fuentes expertas, las personas migrantes se alejan de la costa para evitar los controles marítimos marroquíes; de este modo, en línea recta hacia el Norte, la primera isla que encuentran es la de El Hierro.

Tras su llegada, son atendidas por los servicios sanitarios. Las que se identifican como mayores de edad son trasladadas a centros residenciales habilitados por el Ministerio de Interior y las que son menores de edad están siendo enviadas a centros que está tutelando el Gobierno de Canarias. Por otra parte, Salvamento Marítimo ha activado su operación de rescate en las aguas.

Fernando Clavijo ha trasladado a los medios de comunicación la preocupación que tienen profesionales de la salud: están sometidos a «muchísima presión» y necesitan de más recursos y medios humanos para hacer frente a la crisis. «Es importante que más médicos, recursos y soluciones vengan a la isla. Somos conscientes que la Unión Europea es la que tiene que hacer los trabajos de colaboración, de desarrollo y de cooperación con los países emisores, pero mientras esto exista y este fenómeno persista, tenemos que gestionarlo y esa gestión requiere medios”, ha señalado Clavijo.

Oleada de discursos de odio

Las redes sociales, en concreto X (antes Twitter), se han prendido de mensajes de odio hacia las personas migrantes que huyen de las malas condiciones de sus países y buscan una mejor calidad de vida en el continente europeo. Muchos de estos piden la «deportación inmediata», por considerarlos, además, como «invasores» o «una plaga».

De hecho, el hashtag #invasion, que fue TT durante unas horas, se llenó de mensajes y fotografías que instaban a las instituciones a actuar de manera urgente para expulsar a las personas arribadas desde Mauritania. Incluso, posteaban «No es inmigración, es invasión» y hacían mención al Gobierno de Pedro Sánchez de ser cómplice de esta realidad.

Más Noticias:

Eventos

Conferencia sobre discapacidad y cultura

El Centro Español de Documentación e Investigación sobre Discapacidad (CEDID) organiza para el próximo 28 de junio la presentación pública de la tesis de Laura Moya Santander, doctora por la Universidad de Zaragoza, sobre Estudios Críticos de la Discapacidad. La presentación, que